Noticias La Ciudadanía

Pueden visitar también victorcortecero.com y cortecero.com

 

Cómo perder la guerra - Gabriel Albiac

Muchas veces he comentado a mis alumnos, en el correr de mis clases sobre el siglo XVII, el pasaje en el cual cristaliza Spinoza la paradójica relación que fija la perspectiva moderna de lo político: «La libertad de pensamiento, o fuerza anímica, es una virtud privada. Mientras que la virtud del Estado es la seguridad». Hasta el día de hoy, ese axioma es el único suelo firme de la ciudadanía: somos hombres libres -podemos serlo- porque toda la potencia del Estado -que es mucha- está enfocada al único objetivo de garantizar nuestra seguridad. Si el Estado fracasa en esa garantía, no nos queda más destino que ser siervos (que, por cierto, es lo que «musulmán» significa en árabe: «sometido»).

 

Javier Lesaca investiga el califato digital de Daesh - Susana Gaviña

Daesh juega con la posverdad. Sin embargo, en su enfoque hacia el extranjero, Daesh juega con las emociones y su lucha contra el capitalismo. En los vídeos dirigidos a las audiencias de EE.UU. habla sobre la importancia de la integración racial... Conceptos que tienen resonancia en sus audiencias. Daesh se ha dado cuenta de la importancia de la construcción de la opinión pública como elemento transformador de la sociedad. Eso es lo que más ha costado detectar y va a ser más difícil de derrotar.

 

Entrevista a Marten Scheffer - Daniel Mediavilla

El cuidado del clima es difícil porque las decisiones que tomamos hoy pueden tener efectos muchos años después. Es más fácil gestionar un sistema en el que realizas un cambio y ves el efecto pronto. Eso también sucede con el nivel del mar, que sube muy lento. Si proyectas unos pocos años en el futuro no es muy espectacular, pero si avanzas unos siglos, lo es. Como los ciclos electorales son muy cortos, eso dificulta la gestión de un sistema donde los efectos se ven a tan largo plazo. Pero igual nuestros nietos nos echarán en cara las estupideces que estamos haciendo ahora.

 

Dios juega al Go - Gabriel Albiac

Puede que nuestra limitada mente no esté siquiera capacitada para apreciar la trascendencia de un duelo, el de los grandes maestros devastados por AlphaGo, a la vista del cual todos nuestros juegos, nuestros combates -aun los más espantosos, aun los más sangrientos- resultan pueriles. Pasa la humanidad. Go! La matemática persiste.

 

Periodismo de élite - Cayetana Álvarez de Toledo

Difundir conjeturas, escudarse en la autoridad —¡en el poder!— de la fuente, atropellar la presunción de inocencia o el derecho a la intimidad… es hoy más fácil que nunca. La competencia, cruel, lo fomenta. La tecnología, fértil, lo facilita. Y la ley, benigna, lo permite. Pero qué claudicación. Frente al gimoteo que arropa tantos abusos, asoma una realidad exigente y positiva: la responsabilidad individual del periodista nunca había sido tan decisiva. De la firmeza de su compromiso ético —impermeable a cualquier presión política, empresarial o del llamado ambiente— depende el futuro de un oficio crucial. Frente al doble populismo político y mediático, un periodismo de élite.

 

La vida en una burbuja de algoritmos - Lucía Méndez

Las pantallas ya no son un artefacto para facilitar nuestras comodidades, sino un instrumento para dirigir nuestra vida hacia donde quieran los algoritmos de esas compañías. Ellos deciden lo que somos, lo que nos debe gustar, lo que leemos, lo que vemos, lo que compramos y lo que pensamos. Y lo hacen a través de los filtros personalizados que se establecen a partir de cada click con el que damos información sobre nosotros mismos. "Los filtros personalizados presentan cierta clase de autopropaganda invisible, adoctrinándonos con nuestras propias ideas". El experto nos alerta sobre la posibilidad real de "quedarnos atrapados en un bucle infinito sobre nosotros mismos", consumiendo sólo aquello que nos ofrece el filtro de nuestros propios gustos y deseos.

 

Exconectados, jóvenes urbanitas huyen de internet

Es más rápido acceder a la información que procesarla, generarla que contrastarla, crea un clima en el que es imposible mantenerse callado aunque no se tenga nada que decir”. Y son las grandes corporaciones las que sacan tajada económica de este gran ruido, donde lo único importante es el tráfico de visitas que se genera.

 

No escribir gratis - Raúl del Pozo.

Conozco a escritores maniacos o enfermos de escritura, que la conciben como un fuego sagrado. Sienten la necesidad de que les lean aunque sea en los árboles, en las servilletas, en las paredes. Hay otros, muchos, que publican novelas, artículos o poemas sin cobrar. Éstos son los que están hundiendo el oficio. La escritura como enfermad, como escapada, como terapia, la necesidad compulsiva de darle a la tecla, esa forma de neurosis, ha sido aprovechada por editores de fortuna en esta crisis despiadada para abaratar los costes con anuncios en los que ofrecen la "ganga" de publicar gratis tus obras.

 

La verdad distingue - Cayetana Álvarez de Toledo

 El periodismo de calidad, el guionista del mundo, ha perdido el monopolio de la información y del debate. Digitales basura. Mentiras en red. Obsesión por el click. La competencia es salvaje y su consecuencia es la mutación del periodismo: de contrapoder a correa de transmisión y brazo ejecutor. El cambio en la naturaleza del poder no ha reforzado los derechos cívicos. Los ha erosionado. Pocos ejemplos más nítidos que la publicación masiva, sistemática e impune de sumarios judiciales. Sobre todo, de aquellos declarados secretos también para las partes.

La indefensión de un investigado alcanza hoy niveles impropios de un Estado de Derecho. Está ciego. Su abogado no tiene acceso al sumario. No sabe de qué se le acusa. No puede preparar su defensa ni ofrecer su versión a los medios. Sin embargo, día a día, ve cómo su nombre acapara titulares.

 

Los yonquis de la tontuna - Cristian Campos

Como explica Nicholas Carr en su libro Superficiales. ¿Qué está haciendo internet con nuestras mentes?, los medios sociales transforman físicamente nuestros cerebros. Cada minuto que pasamos en internet disminuye nuestra capacidad para el procesamiento intelectual profundo, el necesario para el pensamiento crítico (que tiene lugar en el hipocampo de nuestros cerebros), a la vez que estimula el pensamiento automático, rápido e irreflexivo (que se lleva a cabo en la corteza prefrontal). El resultado es una generación entera de desdentados intelectuales incapaces de masticar ningún bocado mayor de ciento cuarenta caracteres. Son los yonquis de la tontuna.

 

De la posverdad a la poscensura - Juan Soto Ivars

Al calor de la poscensura, han brotado empresas como Writing in the Margins, que «corrige» los libros antes de ser publicados para «limpiarlos» de expresiones que puedan ser entendidas como racistas o machistas. Así, una escritora tan poco sospechosa de xenofobia como J.K. Rowling, autora de Harry Potter, decidió someterse a esta censura para ahorrarse posibles linchamientos en Twitter. Su comportamiento respondía a un miedo contemporáneo: ser acusado de algo que no eres por una multitud de pueblerinos digitales. Ocurrió a Tim Burton, acusado de racista porque sus protagonistas siempre son blancos, o a Scarlett Johansson, que había cometido el pecado de interpretar a la cyborg en la adaptación de un manga japonés.

 

El salto de Dijsselbloem - Álex Grijelmo

Pero Dijsselbloem nunca expresó lo que se le ha endosado. En efecto, una agencia de noticias había incurrido en la infortunada costumbre de entrecomillar unas palabras textuales, intercalarles otras del periodista, silenciar varios vocablos... y ofrecer una idea que nunca se dijo.

 

La meritocracia contra el populismo - Manuel Arias Maldonado.

Para Berggruen y Gardels, las democracias occidentales han entrado en el marasmo. Se han convertido en «vetocracias» incapaces de reformarse a sí mismas debido a la fuerza de los intereses creados, la pobre capacitación de los votantes, una cultura cortoplacista del consumo y la creciente polarización ideológica (magnificada por los viejos medios de comunicación e intensificada de facto por las redes sociales). Las sociedades occidentales, en suma, estarían volviéndose ingobernables...

 

Posverdad: bolas y bulos - Raúl del Pozo.

«El mundo de Trump es un mundo paralelo, en el que la verdad toma varias formas, ninguna de ellas basada en la realidad». Ese modo de hacer las cosas ha tenido éxito en esta sociedad -según los antropólogos-, funcionalmente analfabeta, enganchada a la microlectura de tuits, mensajes cortos, publicidad engañosa, propaganda política y comercial.

 

El sentimentalismo tóxico - Alicia Delibes.

Pedagogía romántica, también llamada intuitiva, que se puso de moda en Inglaterra en los años treinta del siglo pasado y que, a partir de los sesenta, se convirtió en dogma de fe en casi todo el mundo occidental. La consecuencia fue una educación sin imposiciones, sin sacrificios, sin disciplina, sin esfuerzo y sin autoridad que, como dice Dalrymple, "ha arruinado las vidas de millones de niños creando una dialéctica de excesiva indulgencia y abandono".

 

Nadie habla de los hombres maltratados - Gustavo Bravo.

“Miles de hombres son encarcelados cada año con una mera denuncia”. Es lo que en Derecho se denomina derecho de autor: “Se te condena por ser hombre, no por los hechos cometidos. Y si se demuestra que ella ha denunciado falsamente, no pasa nada”. A la mujer tampoco se le protege por ser víctima, sino por ser mujer...

 

Los periódicos ante el abismo - Antonio Lucas.

Lo que interesa saber es si el periódico, ese resumen del día, ordenado, jerarquizado, meditado, es todavía útil. Para mí es absolutamente imprescindible. Yo me precio en distinguir a las personas que leen periódicos de aquellas otras que sólo leen noticias. Las primeras suelen tener la cabeza amueblada...

 

Un voto, un hombre - Arcadi Espada.

Las noticias y las opiniones personalizadas convierten al hombre en un pez de agua dulce. Un masaje cerebral. Una adulación. Tú, lo único importante. Y es así, porque, por desgracia, nadie personaliza a contrapelo como te personalizo yo, cuki.

 

La conversación se muere - Isabel F. Lantigua.

Según explicaron los maestros de una escuela estadounidense, "los niños de 12 años juegan en el patio como si tuvieran ocho. Se excluyen unos a otros como lo harían los chicos más pequeños. Y lo más doloroso es que no son capaces de ver cuándo hieren los sentimientos de los demás. Luego se sientan en el comedor y miran el teléfono. Cuando comparten cosas, lo que comparten es lo que hay en sus teléfonos. La vieja conversación enseñaba a sentir empatía. Estos estudiantes parecen comprenderse cada vez menos"...

 

Por qué importan los contactos cara a cara - Tercera Cultura.

Con un estilo elegante e informado, Pinker pasa revista en este libro a una ciencia reciente que muestra una asociación robusta entre la calidad de nuestros contactos sociales y nuestros índices más importantes de salud y bienestar. Una de las conclusiones más importantes es que las ventajas que nos aportan los contactos sociales de mayor calidad, normalmente aquellos que tienen lugar cara a cara en un entorno local, no pueden ser suplidas por los contactos “virtuales” que proporcionan las redes sociales en Internet. Las implicaciones de esta ciencia moderna son amplias y sensibles. Entenderla mejor nos servirá para educar mejor a los niños, para prevenir problemas de salud mental en los adultos y para preservar mejor el capital social en comunidades amenazadas por riesgos de anomia, la epidemia de la soledad urbana y un individualismo cada vez más desbocado.

Las leyes fundamentales de la estupidez humana - Carlo M. Cipolla

 Se trata de un grupo no organizado, que no tiene jefe, ni presidente ni estatuto pero que consigue actuar en perfecta sintonía como si estuviera dirigido por una mano invisible.

 

Sobre la libertad - John Stuart Mill

Por esto es siempre importante conseguir una limitación del poder del gobierno sobre los individuos, incluso cuando los gobernantes son responsables de un modo regular ante la comunidad, es decir, ante la parte más fuerte de la comunidad.

La interferencia de las sociedades para dirigir los juicios y propósitos de un hombre, que sólo a él importan, tiene que fundarse en presunciones generales: las cuales, no sólo pueden ser completamente erróneas, sino que, aun siendo justas, corren el riesgo de ser aplicadas erradamente en casos individuales por las personas que no conocen más que la superficie de los hechos.

 

Política - Aristóteles

Así, atribuimos el juzgar a los que están bien instruidos. no menos que a los que lo entienden bien. En lo que toca, asimismo, a la elección, parece que existe la misma dificultad, porque el hacer buena elección es oficio propio de los que bien lo entienden.

 

La rebelión de las masas - Ortega y Gasset

Cuando veo que hacia un hombre o grupo se dirige fácil e insistente el aplauso, surge en mí la vehemente sospecha de que en ese hombre o en ese grupo, tal vez junto a dotes excelentes, hay algo sobremanera impuro. Acaso es esto un error que padezco, pero debo decir que no lo he buscado, sino que lo ha ido dentro de mí decantando la experiencia

 

La emboscadura - Ernst Jünger

De hecho el automatismo y el miedo van estrechamente unidos, desde el momento en que el ser humano coarta sus propias decisiones en beneficio de las facilidades tecnológicas. Éstas procuran numerosas comodidades. Pero también aumenta, y ello de manera necesaria, la pérdida de libertad.

 

La genealogía de la moral - Nietzsche

Cervantes habría podido combatir la Inquisición, mas prefirió poner en ridículo a las víctimas de aquélla, es decir, a los herejes e idealistas de toda especie. Tras una vida llena de desventuras y contrariedades, todavía encontró gusto en lanzar un capital ataque literario contra una falsa dirección del gusto de los lectores españoles; combatió las novelas de caballería. Sin advertirlo, ese ataque se convirtió en sus manos en una ironizacion general de todas las aspiraciones superiores: hizo reír a España entera, incluidos todos los necios, y les hizo imaginar que ellos mismos eran sabios.

 

Un enemigo del pueblo - Henrik Ibsen

DOCTOR STOCKMANN — ¿Y qué quieres que le haga, Catalina? ¿O es que prefieres que me arrastre por el fango, dependiendo de la opinión pública, de la mayoría compacta y de todas esas paparruchas? No; lo que deseo es bien sencillo: deseo meter en la cabeza a esos estúpidos a quienes llaman aquí liberales, que son los peores enemigos de los hombres libres, que los programas de partido abortan toda verdad capaz de vivir, que la forma como interpretan ciertas conveniencias está fuera de toda moral y de toda justicia, y que acabarán por tornar la vida de todo punto insoportable. ¿No opina, capitán, que lograré hacérselo comprender?

 

El fraude del buenismo - FAES

El neopacifismo consiste, entre otras cosas, en asumir con la mayor convicción de la conciencia que no existen enemigos, con el objetivo de que desaparezcan así de la realidad. El «buenismo» es la ideología de los Gobiernos pacifistas, capaces de exportar armas, incluso al enemigo.

 

Esta selección de artículos ha sido realizada por Víctor Cortecero. Pueden visitar también cortecero.com y victorcortecero.com